Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11 11+00:00 abril 11+00:00 2008

He de decir que personalmente no soy muy maniático en esto de los maridajes o armonías. Más o menos intento poner vinos que combinen correctamente con lo que como, pero tampoco me molesto mucho en buscar la perfecta armonía. Entre otras cosas, porque considero que es algo bastante complicado. No obstante, de cuando en cuando tropiezo con buenas combinaciones que me resultan especialmente agradables. Y como soy una persona curiosa, siempre dispuesta a aprender y probar, propuse este tema para ver cuales eran vuestras combinaciones mágicas. Además hemos venido hablando anteriormente de que el vino esta hecho para acompañar la comida y por eso me pareció un tema interesante el ver como se encuentran vino y comida.

Y dicho esto, vamos con mi propuesta, nada arriesgada, nada original, de sobra conocida por todos, pero es una de las que realmente me gustan. Un mi-cuit de foie con un auslese alemán, si puede ser con unos años encima, mejor que mejor. Hay otro maridaje que me encanta, que es un Champagne BdB de estos de Le Mesnil, con un buen jamón ibérico… pero no he tenido ocasión de meterme un homenaje así en las últimas semanas, así que queda para otra ocasión. De hecho el abrir este Auslese, también fue un poco accidental. No había descargado la botella del coche cuando pasé por Valencia en fallas, la vio mi madre y ale, le dimos pasaporte. El vino, un vinazo a mi parecer. Grans Fassian Trittenheimer Apotheke 1997. También teníamos por casa unos cuantos quesos y compré un queso Munster-Géromé, un queso de vacas que pastan en los Vosgos, de pasta blanda que me gusta bastante, cremoso y aromático. El otro era un Stilton, creo recordar, porque mi madre es bastante amiga del Oporto y suele tener algún trozo de Stilton, otra gran combinación.

En este caso, lo que funcionó mejor fue el mi-cuit, tampoco estaba mal con los quesos, pero creo que estos funcionan mejor con rieslings secos, bueno, quiero decir más secos, porque este ya estaba camino de ser seco. Quizá con las notas saladas del Stilton no quedara mal del todo.

El Grans Fassian Trittenheimer Apotheke 1997, con sus 8º de alcohol, decantado unas 8-9 horas y abierto el día anterior, se bebió casi sin sentir. Que ricos están estos alemanes maduritos y no hablo de Kahn que anoche ni se lo creía cuando marcaron en los últimos segundos el gol que les clasificaba. De color amarillo con reflejos dorados, la nariz no es especialmente intensa, pero si muy profunda y compleja. Una marcada mineralidad la domina, con notas de hidrocarburos, sobretodo nada mas abrirlo, quité una copita para ver como estaba y olía a gas, bueno a los tioles que usan para que el gas huela. Ya a la hora de la cena se había suavizado, merece la pena darles aire. Daba leves notas cítricas, sobre fruta en almíbar, con un fondo terroso, como de champiñones o trufa (pero suave), al final comenzaron a tomar mas protagonismo las notas florales de azahar. El paso por boca muy bonito, con excelente acidez, fruta jugosa y mineralidad marcada. El dulzor esta ya bastante equilibrado con la acidez y hace que acompañe perfectamente a nuestro mi-cuit. El final es muy largo, recordando la mineralidad y los hidrocarburos. Muy rico, para beber sin pausa. Por poner un pero, hace poco pude probar el de 1990 y esa añada me pareció bastante mas espectacular, ya hablaré de él si algun dia acabo la entrada de la rieslingada de Porrera.

Como he tardado en postear, debido a mucho lío en el trabajo, aquí pongo enlaces a los compañeros que ya nos han pasado sus propuestas, para que nadie se pierda nada.

Joan el más rápido, con su atrevida combinación.

Y La Guardia de Navarra, con una propuesta que se me antoja como un encuentro magistral.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: