Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 junio 2008

El pasado jueves 18 de mayo, asistí a una de las presentaciones más interesantes de las últimas que se han organizado en Lavinia. Eran los vinos de Ronda de Cortijo Los Aguijares. Los vinos bastante sorprendentes, saliéndose de la fila en la que parece que se orientan hoy en día la mayor parte de los vinos españoles. Aunque no tomé notas durante la presentación, me ha parecido interesante poner una reseña en el blog sobre esta desconocida y novel bodega.

El proyecto se inicia en 1999, cuando un matrimonio vasco, compra la finca de 800 hectáreas, destinadas a cultivos variados y cría de cerdo ibérico. En el 2000 se plantan 19 ha de viñedo de las variedades Pinot Noir, Tempranillo, Petit Verdot, Merlot y Cabernet Sauvignon. No se emplean herbicidas ni pesticidas. Suelos arcillosos con canto rodado y un viñedo a unos 700 m de altura, que proporcionan unas noches frescas idóneas para la correcta maduración de la uva.

Catamos 4 vinos, comenzamos con un rosado realmente interesante, que por desgracia no llega a la capital, ya que dada su escasa producción se queda en la distribución local. Un vino de un bonito color rojo fresa bien brillante, con una nariz madura pero no cansina, frutal y floral con alguna nota especiada, de buena intensidad y que en boca pasaba con gran frescura, marcada acidez y dejando un recuerdo frutal y fresco. De los rosados que compraría habitualmente. El coupage era 33%Merlot, 33% Petit Verdot y 33% Tempranillo. Luego seguimos con el vino joven, quizás el más flojo de los que catamos, lo encontré algo corto en nariz y en boca. No estaba mal, pero no llamaba la atención especialmente. Continuamos con el Pago el Espino 2005, el vino de la tarde para mi y según comentamos, para la mayoría de los presentes. Se trataba de un vino de 40% Tempranillo, 25% Merlot, 20% Pinot Noir y 15% Petit Verdot, 16 meses de crianza en roble francés de 1 a 3 años. Un vino muy bebible, oscuro de color, pero no impenetrable, con una madera perfectamente integrada, comenzó algo balsámico, pero rápidamente se suaviza y aflora una bonita fruta madura que se fusiona en agradable armonía con cacaos y hoja de tabaco con un fondo mineral. Pero la sorpresa viene al llevarlo a la boca, donde se muestra perfectamente equilibrado. Nada sobresale, tanino muy fino y pulido, acidez muy correcta, ligeramente untoso y muy agradable en un final suficientemente largo. Acabamos con el monovarietal de Pinot Noir 2006, con 9 meses de crianza en roble francés. Un vino curioso, de color picota oscuro de media capa, nariz de media intensidad, fruta madura, tirando a negra, alguna nota floral bastante oculta entre la madurez de la fruta, notas especiadas y alguna nota como de grafito. En boca quizás le falte algo de untuosidad, correcta acidez, pero tampoco le vendría mal algo mas, para que tuviese mas de chispa, ya que se queda algo corto, pasa muy rápidamente. Habrá que seguirlo en futuras añadas.

Finalmente destacar que ninguno de los vinos daba notas alcohólicas (andaban entre 13.5-14% de alcohol) y todos conservaban un fondo común que siempre es agradable al catar varios vinos de una misma finca. Vinos honestos, muy bebibles con comida, huyendo un poco de los vinos hiperagresivos a los que nos tiene acostumbrado el mercado.

(Fotografía de los vinos cedida por la propia bodega)

Read Full Post »

Voy a hacer algo de publicidad de un evento que tendrá lugar este fin de semana en Tomelloso, en el que un buen ramillete de productores de vinos naturales se van a reunir para presentar sus vinos, os dejo enlace a la web (click en el cartel) y el cartel de la feria. Lamentablemente no podré asistir, pero conociendo a alguno de los bodegueros, estoy seguro de que el ambiente será excelente.

Read Full Post »

Catálisis x7

Tengo esto un poco abandonado. En catálisis seguimos reuniéndonos semanalmente sin falta, así que aquí va un pequeño resumen de los vinos que hemos estado bebiendo.

Patrick Baudouin Anjou Villages 2002, 11.5%, Este vino del Loira esta elaborado a partir de cabernet franc y cabernet sauvignon, con una leve crianza en barrica, malolácticas no provocadas (al pasar el invierno) y mínimo azufre añadido al embotellar, elaborado a partir de agricultura ecológica. Aparece con un color rojo picota de media capa, con algo de sedimento en suspensión. La nariz es de media intensidad, comienza algo reducido, luego se limpia, dando notas de fruta roja, notas vegetales y florales, con una mineralidad bastante marcada, que se mantiene en boca, unida a una acidez elevada, da una sensación bastante secante, como chupar una piedra. Conserva algo de carbónico. Un vino rarillo, no para todos los públicos, a mi no me disgusta, aunque el precio Lavinia es algo elevado (creo que unos 9€). Para mi sorpresa, la gente lo recibió bastante bien.

Marcel Lapierre Morgon 2006, 12.5%. En este caso es el embotellado sin filtrar pero con sulfuroso. Este vino es una clara demostración de lo bien que se pueden hacer las cosas en Beaujolais, y que no todo es el Bojo Noveau. 8 meses de crianza en barrica y maceración carbónica parcial. De color rojo picota amoratado, de media capa. En nariz muy marcado por fresas, algo de piruleta, cuesta abrirse, al rato da alguna nota metálica, rosas, ligeras notas herbáceas y bastante piedra. El paso por boca es ligero, con muy buena acidez, tanino suave y un final bastante largo y agradable. Me ha parecido inferior al 2005.

Fuentenarro Vendimia Seleccionada 2005, Ribera del Duero. Vino de la variedad Tinto Fino (Tempranillo), procedente de viñedos en La Horra (Burgos). El vino hace la maloláctica en barricas nuevas de roble francés y americano y tiene una crianza posterior en barrica de 8 meses. La botella le ha venido bastante bien, de color rojo picota de capa media-alta, en nariz comienza algo marcado por notas balsámicas, pero ya no es tan evidente la madera como lo era hace un año. Tiene buena fruta, fresas y frambuesas maduras, ciruelas en licor, alguna curiosa nota de cáscara de naranja con notas lácticas y un fondo de cacao. En boca esta bastante pulido, suave tanino, correcta acidez y buena amplitud. Es bastante largo.

Tres Patas 2005, Méntrida. Este garnacha (80%, el resto Syrah) de Bodegas Canopy, también hace la maloláctica en barica y tiene una crianza de 8 meses en barrica, (50% nueva). De color rojo picota granatoso. Le cuesta abrirse en nariz, al rato sale fruta roja, y negra, notas de cacao y poco más. El alcohol está quizás demasiado presente y eso que lo servimos frío. En boca tanicidad marcada, frutoso, correcta acidez y final levemente amargoso. No se, no acabó de convencerme. Ya probaré el Malpaso a ver que tal.

Tauri 1998, Antonio Caggiano Azienda agrícola, 12%. Este Aglianico dell’Irpinia que tenían en Lavinia por 16€ me pareció un buen ejemplo, económico, de un vino mas evolucionado, pero en buen momento de consumo. De color rojo picota de media capa, atejado en el ribete. Daba una nariz de media intensidad pero bastante profunda y compleja, buena fruta roja, alguna nota terrosa de hongos, cueros, hoja de tabaco y una marcada mineralidad. En boca estaba muy bonito, con un tanino muy pulido y una excelente acidez, demostrando como se pule un vino con 10 años cuando tiene una buena estructura. Solo 8 meses de crianza y seguramente roble no nuevo. Que nadie piense que la fórmula del roble nuevo y muchos meses es indispensable para que un vino dure.

Fianza 2006, Férez. Vino del amigo Jose Alberto, que nos dio una botella para probarla con los compañeros del trabajo. Es un tempranillo en un 85% y 15% de cabernet sauvignon y que pasa alrededor de un año en barricas de roble frances, creo que de 1 año. Color rojo picota amoratado bastante intenso. La nariz en este momento esta complicada, el vino necesita mas botella, esta demasiado marcada por la barrica ahora mismo. Lo hemos decantado una hora y deja entrever frutos rojos y negros, notas de cacaos, monte mediterráneo, tinta, especias y balsámicos. En boca esta botella ha salido bastante mas amable que la que bebimos el otro día en Férez. La decantación le ha ido bien, el tanino sigue bien marcado pero ya no molesto y conviene servirlo controlando la temperatura para que no se vuelva cálido en exceso. Comparando con el 2005, me quedo con el anterior, al menos en estos momentos. A este habrá que esperarlo en botella para ver si integra la barrica.

Luberri 2005, 13.5%. Un vino en el que Jose y yo coincidimos plenamente. Este maceración carbónica está muy bueno y a un precio bien interesante. Se ofrece como el producto ideal para estos días de sol-nube-lluvia-sol. De color violeta-amoratado, media capa. Tiene una bonita e intensa nariz con mucha fresa, algo de piruleta y bastantes notas florales (pétalos de rosa comentaban) y algo de regaliz. En boca ligero y agradable, correcta acidez y leve amargosidad final. Me gusta, se esta llenando mi vasija de corchos de tapones azules (gasta tapón de silicona azul). Buena RCP.

Enate Rosado 2007, Somontano. Hicimos un día de rosados, a ver si conseguía convencer a alguien de que hay rosados interesantes. Pero, a pesar de que bebimos, lo que a mi parecer, son dos buenos rosados, la gente dijo que preferían blancos o tintos. Este rosado de cabernet sauvignon aparece con un bonito color rojo frambuesa. Es intenso y fresco en nariz, aparecen muchas fresas ácidas, sobre hierba recién cortada, recuerdos especiados a pimienta y algunas notas calcáreas. En boca tiene una buena acidez, llego a notar incluso ago de tanicidad, una buena amplitud y un final correcto. Me encanta este rosado. Sencillo, fresco y muy satisfactorio. (pH 3)

Gran Caus Rosado 2006, Penedés. Rojo fresa, pero algo mas oscuro, brillante.
Comienza cerrado, solo da unas notas de frutos del bosque bien maduros e incluso en boca aparece algo aguado, pero poco a poco va a mas, gana en nariz, sale algo de melocotón y albaricoque, alguna nota especiada y un fondo de piedra calcárea.
En boca aparece algo goloso, pero con muy buena acidez, bastante mineral, con un final con recuerdos a regaliz. Muy rico, mucho mejor con bastante aire, comparé alguna mas y guardaré a ver hacia donde evoluciona esto. (pH 3.06)

Goisot Exogyra Virgula 2006. Este es un vino de sauvignon blanc, pero de Borgoña. La única zona en borgoña que tiene autorizado el empleo de esta variedad es St. Bris. Es un vino que me gusta mucho, con un precio en Francia de 5.30€, da una RCP magnífica. Aqui en España lo lleva La Part dels Àngels y ya toca pagar el doble, pero aun así, este vino se comería a muchos Sancerre. Sin barrica, pero con una crianza sobre lías de unos 8 meses en depósitos de acero inoxidable. El vino tiene un color amarillo pajizo bastante brillante, completamente limpio. La nariz es muy mineral, con notas cítricas y herbáceas, se nota el paso sobre las lias con notas de bollería, también da unos leves anisados. En boca se muestra bastante amplio, graso y equilibrado con una marcada acidez, muy mineral y con una leve amargosidad final. Me encanta. Hubo gente que se quejó de exceso de acidez (pH 3.18).

Blanco Nieva Pie Franco 2006, Rueda. El rico verdejo de Pepe que tantas alegrías me suele dar. En este caso lo comparamos con el fermentado en barrica de la misma bodega. Sobra decir cual es el que mas me gustó. En general hubo preferencia por la frescura del pie franco, frente al fermentado. Pero gustaron ambos vinos. El pie franco, aparecía con un color amarillo pajizo pálido con leves reflejos verdosos. Nariz de media intensidad pero con mucha profundidad. Notas de heno y minerales se imponen, tiza, algún toque especiado y notas cítricas con un suave melocotón amarillo. Cuando le das más tiempo de aireación se vuelve más herbáceo. Recuerda a un campo en primavera, cuando esta verde. En boca tiene muy buena acidez (pH 3.13 le hemos medido), buen paso, recuerdos frutales y minerales con un final amargoso. Delicioso vino que no me pierdo añada tras añada. Este 2006 se bebe de maravilla en estos momentos.

Blanco Nieva Fermentado en Barrica 2006, Rueda. Amarillo pajizo con reflejos dorados. En boca la barrica se ha fusionado bastante bien con la fruta madura y los herbáceos del vino. Los tostados no lo han devorado todo, si no que asoman las notas varietales del verdejo de gran calidad que carga este vino, mezclándose, anisados y herbáceos con las vainillas y el coco. Y manteniendo siempre presente la mineralidad que también asoma con fuerza al fondo. En boca la madera no se percibe, muy buena acidez (pH 2.99 que le hemos medido), fresco y untoso con un buen final mineral.
De todos modos… sigo quedándome con el pie franco.

Viñas del Vero Chardonnay 2006, Somontano. Nunca habíamos bebido nada de esta DO aragonesa, así que hicimos un par de blancos monovarietales básicos y sin barrica, con la idea de semana a semana conocer un poco las uvas blancas. Este chardonnay no esta mal, aparece pajizo bastante pálido, no muy intenso en nariz, piña, manzana, leves toques anisados, mantequilla y algo mas de melocotón maduro al fondo. Creo que lleva una parte FB y se llega a entrever algo de tostados. En boca es ligeramente graso, correcta acidez, buena fruta, sobretodo piña y un correcto final levemente amargoso. Bien para su precio, sin complicaciones. (pH 3.4)

Viñas del Vero Gewürtztramminer 2007, Somontano. Color amarillo pajizo con reflejos dorados. Nariz intensa y madura. Fruta tropical, platano y muchas flores muy aromáticas, con algún deje vegetal. La boca sigue en consonancia con la nariz, es madura, untosa, correcta acidez, leves notas de azúcar residual, al menos parece. Mientras lo bebes, no esta mal, pero a la segunda copa cansa. No es mi uva preferida ni un vino que crea que repita en el futuro. (pH 3.26). Que nadie se ofenda por la foto, no insinuo que sean vinos de laboratorio, simplemente que estaba con la cámara en el labo y las botellas y las puse ahí.

Gaba do Xil Godello 2006, Valdeorras. Amarillo pajizo. Nariz de media intensidad, al principio daba unas notas herbáceas llamativas que no me suelo encontrar en los godellos, algo de fruta madura, peras y albaricoques, suaves notas de lías y una fina mineralidad. En boca ligera untuosidad, buena acidez, recuerdos frutales y un final algo corto. No esta nada mal por los 6-7€ que cuesta, agradable y sin muchas complicaciones. (pH 3.34) Ni idea de la elaboración, ya que poco he encontrado por la web. Aunque da menos notas de lías que el Guitián, me figuro que deben dejarlo también un tiempo sobre las mismas.

Guitián Sobre Lías 2006, Valdeorras. Seguimos el día de los godellos con este vino que me suele gustar bastante. Pasa unos 8 meses en el depósito de acero en contacto con sus lías y nada mas acercártelo a la nariz, se nota. Amarillo pajizo brillante. Bonita nariz de buena intensidad, bastante profunda, fruta madura, notas de mantequilla y bollería, flores, leves anisados y buena mineralidad. Se nota el buen trabajo con las lías. En boca es graso, con una correcta acidez, se bebe muy bien, buen final levemente amargoso. Uno de mis fijos año a año. (pH 3.3)

Read Full Post »

El pasado fin de semana hicimos una mini-vertical de las últimas añadas de un vino que me suele gustar mucho año a año y del que había guardado alguna botella de las últimas añadas para beberlas del tirón con amigos. Faltó el mas reciente, el 2005, pero me bebí las botellas que tenía, confiado en que en la tienda todavía tenían buena provisión y al ir a buscarla no quedaban. Y las añadas anteriores a 2002, pero aunque las busqué, no encontré nada.

La cata la hicimos en Férez en la bodega de Jose Alberto (foto al final del post), en la que esta preparando un restaurante de lo mas agradable en la parte superior de la bodega. Los vinos los fuimos acompañando de los deliciosos platos que prepara el cocinero (en la foto inferior, un estupendo cochinillo). Comenzamos por el 2004 y fuimos hacia atrás en el tiempo.

Según rezan las contraetiquetas de los vinos, todos tienen una elaboración similar, 14 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés de Allier. En el caso del 2005, si no recuerdo mal son 11 meses. Los viñedos se encuentran en la población de Villena, en el interior de la provincia de Alicante. Se elaboran unas 17.500 botellas (algunas menos en el 2002). Todos marcaban 14% de alcohol en la etiqueta.

Enrique Mendoza Shiraz 2004: (14%, 5’7 de acidez total y 0’58 de volatil) Fue el más flojo de la tarde. Comenzó muy reducido, hubo que decantarlo y trabajar mucho en copa para conseguir que se mostrase. Pero aun así muy tímido todo el rato. No se si será que se encuentra en un periodo tonto o que realmente la añada fue mas floja. Tras librarse de las pestes a reducción, quedó un vino no de mucha intensidad en nariz, donde asomaban algunos frutillos negros, leves toques balsámicos y poco mas. En boca si que estaba en plena forma, tanino presente pero bien integrado con una buena acidez y alcohol perfectamente integrado.

Enrique Mendoza Shiraz 2003:(14%, 5’3 de acidez total y 0’58 de volatil) Nada mas abrir dejó claro que este andaba por otro lado. Muy expresivo, nariz muy floral con unas violetas muy bonitas, buena carga frutal en buen equilibrio con notas de monte mediterráneo. Suaves notas balsámicas nada molestas, regaliz y mineralidad. Es fresco en nariz y también en su paso por boca, donde aparece muy amable, tanino pulido, buena acidez y un final muy largo que invita a repetir. Esta añada, bastante problemática en casi toda Europa, en Villena parece que no ando nada mal. Ya que el Beryna del este año, también es el mejor que recuerdo.

Enrique Mendoza Shiraz 2002: (14%, 5’7 de acidez total 0.62 volatil) Posiblemente el mejor de los 3. También dio notas reducidas nada mas abrirlo, pero desaparecieron rápidamente, para dejar paso al magnífico vino que es, a mi parecer, este Shiraz de Mendoza. Vivo de color, equilibrado y profundo en nariz, todo el vino se ha ido ensamblando muy bien, queda la fruta madura pero no compotada, notas florales de violeta, notas especiadas de pimienta negra y mucho recuerdo al bosque mediterráneo, al suelo de esta tierra, algún leve toque de tinta china. También se nota el paso por la barrica, pero mucho mas suavizado. En boca esta muy redondo, nada agotado, demostrando una buena estructura, fresco, con la acidez marca de la casa, el tanino nada agresivo. Muy largo.

En resumen, me ha parecido estar bebiendo un muy buen vino por los 12€ que cuesta. Muy buena expresión de un syrah Mediterráneo. Que nadie busque comparación con el Ródano, porque son estilos muy distintos de vino, ni mejor, ni peor. Estaba leyendo últimamente algunos comentarios negativos con respecto al 2002. Pues a mi, sinceramente me ha parecido que el vino estaba en perfectas condiciones. Ha evolucionado muy positivamente en estos 4 años en la botella y no da señales de agotamiento. Que pena que no me queden más botellas, porque me volvería repetir el experimento en un par de años. O haber podido catar el 2001, que fue la primera añada que me enamoró de este vino, aunque solo pude hacerme con 1 botella en su momento.

Read Full Post »

Doble préstamo para el título. Primer préstamo por parte de aquella asignatura del casi olvidado bachillerato y el segundo por parte de Joaquín Sabina. No sé quién le robó a quién, si el bachillerato a Don Joaquín o este a aquel, lo que sí es cierto es que yo a ambos para titular este post.

Este pasado mes ha sido bastante polémico en un ámbito que hasta ahora era todo sonrisas: La cocina española y sus cocineros. No voy a entrar a juzgar esta polémica pues ha sido ampliamente tratada en todos (pero todos, todos, todos) los medios de comunicación que a cualquiera se le pueda ocurrir. De un rincón a otro de la blogosfera, foros, algún periódico en primera plana y supongo que alguno en crónica de sociedad, porque este país es así de… así. Por supuesto también se ha hecho eco de esta cuestión la televisión y digo eco porque es lo que hace, pues de informar lo poquito y justo tirando a menos, incluyendo todos los programas de colorín-colorado. Qué os voy a contar a vosotros que no sepais ya a estas alturas; tampoco voy a dedicar el post a este tema ni a abundar en ello poniendo un grano más de arena que no va a llevar a ningún sitio. Ya me ha causado suficiente hastío ver por parte de todos los involucrados la enorme cantidad de intereses entremezclados, descalificaciones, corporativismos y todas las mezquindades varias de las que se pueda hacer gala. Únicamente un apunte: Cada vez valoro más el silencio.

Al menos esto ha hecho que me apetezca traer a colación la esencia inicial de la cocina desnuda. Tomando como base los mejores ingredientes que puedas tener y una muy buena dosis de cariño por la cocina, lo demás es únicamente una cuestión de física y química. Unidas siempre, que la una sin la otra pierden mucho y nos queda un parcial para septiembre 😉

Os pondré dos ejemplos muy sencillitos. El primer ejemplo va con un pizca más de física que de química. Una cucharadita de una mostaza que te guste (o de varias distintas, Dijon, tradicional, a la cerveza, con estragón…), tres cucharaditas de mahonesa (sustituible perfectamente por una yema de huevo), un chorreón de aceite de oliva y un toque de acidez, que puede venir de un chorrito de vinagre de sidra. Dos golpes del molinillo de sal y otro golpe del molinillo de pimienta blanca. ¿Ahora qué? Pues hora de la física. Dadle con la varilla batidora y vereis como se une todo, las proteinas se desnaturalizan… ¡emulsión! Pues nada, ahora se lo podeis añadir a alguna ensalada, como una sencilla con patata cocida, pepinillos agridulces, bratwurst… Básica para una cena en diez minutos.

Ahora toca la química. Cuando hice esto la primera vez se me quedaron los ojos como el dos de oros, pero es que yo soy así de simple. Poned a calentar en un cazo medio litro de leche entera y apartadlo cuando aparezcan las primeras trazas de humo . Una vez apartado y cuando haya dejado de humear pero no del todo (que no se enfríe demasiado), le echais un chorreón de fino (puede que tengais que ayudarle con una cucharadita de vinagre, pero este que sea muy neutro, no le echeis balsámico 😉 ¿Qué ocurrirá? pues que tomará un aspecto lamentable, se habrá “cortado”. Ciertamente lo que ha ocurrido es lo mismo que cuando se hace el queso, ¡porque eso es lo que estamos haciendo! La leche se está cuajando. Ahora, a falta de lira, utilizad un tenedor o la varilla de batir para remover muy despacito y que vayan apareciendo los grumos que formarán el queso. Cuando ya esté lo suficientemente “grumoso” cogemos un colador grande, volcamos el contenido del cazo sobre este (poned debajo un bol bien grande) y veremos que cae todo el suero y en el colador quedará una masa blanca: Esa es nuestra especie de requesón. Dejadlo desuerar un par de horas y listo. ¿Estará rico? Pues ni sí ni no, estará aburridamente insípido, pero poned una sartén con una gota de aceite y lo freis salpimentado al gusto y ahora ya lo podeis añadir a cualquier ensalada que anduviera algo ayuna de contenidos y eso sí, con vuestro “queso casero hecho en dos horas”.

Pues hasta aquí la sección de física y química, ahora nos toca dinámica de fluidos, esto es, vamos con los vinos del mes de mayo que ya va siendo hora.

– Muga Rosado 2007. Bodegas Muga. DOC Rioja (4,84 EUR)
Como el bajo que marca el ritmo en esa canción que te gusta, así se comporta este vino con la comida. No hay estridencias, ni una nota fuera de su lugar. Marca el ritmo acompañando y sin que te des cuenta de ello. Caracter vinoso, ligeramente especiado y trago estimulante. Buena RCP desde luego.

– Colet Grand Cuvée. Bodega Josep Colet. DO Penedes (aprox. 8.5)
Para beber y beber y beber. Buena viveza en boca sin ninguna agresividad, si no un delicado equilibrio en sus notas de manzana, avellanas y horno de pan. Muy buena RCP.

– El Castro de Valtuille Joven 2006. Bodegas y Viñedos Castro Ventosa. DO Bierzo (5,58 EUR)
Segunda botella de esta añada para confirmar las impresiones iniciales. Se trata, a mi juicio, de un muy buen ejemplo de mencía sin enmascarar bajo crianzas agresivas. Como la ocasión anterior lo siento con firmeza de caracter, muy sutil toque de humo y esta vez sí, todo ello solapado bajo una capa herbácea notable. Buena RCP.

– Palacio de Bornos. Bodegas de Crianza de Castilla La Vieja. DO Rueda (4,96 EUR)
Un verdejo muy agradable, con notas herbáceas, fruta de la pasión, ligero toque de sudor y un final de anisados. Buena RCP.

– Marcel Lapierre 2005. Morgon Appellation Contrôlée. (13.5 EUR)
Al principio con notas de reducción, pero cuando se van este vino florece de un modo fantástico. Es como una tarta de fresa helada. Fruta roja recubierta bajo un manto de dureza (¿mineralidad?), con algún toque especiado y de monte bajo. Es un vino que brilla intensamente. Era mi última botella y bien que me pesa, porque es un vino para no parar de disfrutar. ¡Me encanta!

– Clos Dominic Vinyes Altes 2002. Celler Francisco Castillo. DO Priorat (35-40 EUR)
Muy lejos del vino que recordaba y esperaba. Pegamento y chocolate amargo en nariz. Con el tiempo aparecen fuertes oleadas medicinales (vicks-vaporub) junto a ligeros toques de aceitunas negras y brevas. Lamentablemente estas notas se encuentran bajo capas y más capas de madera torrefacta. Las cosas como son, he estado haciendo “el seguimiento” del vino durante 6 días para ver si con la oxigenación el vino aparecía, pero esto no ha ocurrido en momento alguno. No tengo ni idea de si el vino evolucionará a mejor o no, pero desde luego en este momento no me agrada y no tiene buena RCP.

– Luberri 2007. Bodega Luberri Monje Amestoy. DOC Rioja. (4,73 EUR)
¡Por fin un MC que lo parece! Color granate con ribete morado, un ligero olor a palote de fresa y frutos rojos fuera de temporada. Tiene un ligero amargor al final nada desagradable. Buen ejemplo de MC y buena RCP.

– Yugo Airén 2007. Bodega Cristo de la Vega. DO La Mancha (2.10 EUR)
Tiene la airén fama de no dar mucho de sí, no obstante tenía apuntada por ahí esta referencia y ya era hora de probarla.
Llega a la copa con un color prácticamente transparente, apenas nada en nariz, es ya en boca cuando muestra algo. No mucho, desde luego, pero hasta esta fase de la bebienda no había mostrado más que su naturaleza líquida. Ligerísimas notas de manzana y flores dormidas con un final ligeramente amargo que le dota de un murmullo de interés. No mucho más. Vaya, para el precio que tiene y los precedentes tampoco le podía pedir nada, no obstante me deja pensativo el que si hubiera sido cata ciega estoy seguro de que lo habría confundido con Montenovo o Valdesil.

– Martivilli 2007. Bodega Angel Lorenzo Cachazo. DO Rueda (5,12 EUR)
Otro agradable ejemplo de verdejo. Toques herbáceos, anisados/hinojo, fresco y un muy ligero toque de sudor. Trago fácil y ligero, merced a su graduación. Buena RCP.

– Pago del Vicario Petit Verdot Rosado 2006. Pago del Vicario S.L. VT Castilla (5,77 EUR)
Otro de esos vinos de los que había leido mucho y bueno, de modo que estaba preparado… para la decepción. Cuestión de esperanzas creadas, de haber sido siempre un abogado de créditos pobres y espíritu de la contradicción.
Abro la botella y lo que veo en la copa me gusta. No tiene pinta de rosado al uso y tampoco de esa nueva ola de rosados tan oscuros como cualquier vino tinto. Tiene aspecto de clarete. En boca y nariz es un vino que ataca con firmeza y cuando parece que te va a llegar una oleada de sensaciones… ¡chas! se desconecta de sí mismo, se vuelve invisible y… vuelve a aparecer con la fruta, buena acidez y un final seco. Me ha gustado este rosado contra todo (mi) pronóstico. Buena RCP.

– G.D. Vajra. Langhe Denominazione D’Origine Controllata Nebbiolo. 2004 (14.95 EUR)
Guindas en licor, ciruelas, aceitunas negras, cuero… En boca se mueve con viveza, acidez y una tanicidad importante. Ha acompañado muy bien carne a la barbacoa. Me ha gustado este vino, de modo que no queda otra que admitir que tiene buena RCP y es un vino para repetir.

Para terminar, comienzo ahora una minisección que empieza hoy y ya veré cuando me aburro y finaliza. Esta nueva sección se trata esencialmente de un sencillo ubi sunt: ¿Sabe alguien cómo conseguimos sobrevivir a los 80?

Nota: La imagen que ilustra el post proviene de desdemurcia.blogia.com

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: