Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1/10/08

Por fin ha llegado el otoño. ¡Me encanta el otoño! Sus colores, su ambiente, sus sabores y sus olores. Para mi el otoño comienza esa mañana que al abrir la ventana huele a otoño, de manera análoga a la mañana que la primera inspiración consciente del día me advierte de la primavera. Sí, sin duda, el otoño huele a otoño. Nunca me he planteado tradicionalistas objetivos de año nuevo para ese primer día de enero, pues para mi el año siempre lo he sentido comenzar ahora, en otoño.

A esto se une el que vuelve un momento gastronómico que, sin desdeñar la exultante primavera, me resulta estimulante. Vuelven los platos de cuchara y otras recetas más laboriosas que aquellas realizadas durante el verano. Llegarán las primeras setas con las primeras lluvias. Se despierta en mi el apetito por volver a tomar vinos tintos, que prácticamente se encuentran desterrados durante el estío por culpa de un sol de injusticia. ¡Otra cosecha más! porque admitamos que una vez contagiados de esta enochaladura ya no sólo se piensa en los años, si no también en las cosechas. ¿Recordais vuestra primera cosecha?

Sí, me encanta el otoño. Arrebujarme en la cama bajo el edredón nórdico mientras presumo el frio que ya comienza a hacer fuera. Caminar entre las hojas y las castañas ya caidas. Observar el suelo húmedo del asfalto tras alguna ligera lluvia de otoño. Un sorbo de café humeante mientras observo como resbalan las gotas en el cristal.

En el resumen de vinos de este mes todavía no hay “vinos de otoño”. Son los últimos coletazos del verano que se fue:

– Ultreia Saint-Jacques 2007. Raúl Pérez Viticultor. DO Bierzo (unos 5 EUR)
La añada es cuestión de fé, porque no la encuentro por ningún lado.
Ciñéndonos al vino me parece un muy buen ejemplo de mencía. Oscuro, notables toques vegetales que en ningún momento avasallan y fresas frescas. En boca tiene una astringencia bastante importante, si bien se vuelve bastante más amable el día siguiente. Uno de los mencías más claros y francos que he bebido.

– Romate Oloroso Seco. Bodega Sánchez Romate Hermanos. DO Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda (3.6 EUR)
En mi habitual búsqueda de vinos con buena RCP, y si es posible gangas, uno tiene algún coscorrón. Este es uno de esos casos. Algún toquecillo de frutos secos, duelas envinadadas y no mucho más. Extremadamente corto y aburrido.

– Piron Morgon “Cote du Py” 2004. Morgon Appellation Contrôlée (menos de 9 EUR)
Excelente ejemplo de lo que te puedes encontrar en Beaujolais. Fresas frescas, vivísima acidez, ligero amargor un toque rústico. Cuando se acaba la botella lo único que quieres es abrir la siguiente. Ha ido muy bien con secreto a la plancha e higos salteados.

– Marqués de Alella Clásico 2007. Bodega Parxet S.A. DO Alella (5,09 EUR)
Suena el teléfono… ¿Que estás comprando?… ah, sí, vale… pues pásate a comer, traete el pan y algún vino blanco que no esté mal.
Y ahí esta este vino, siempre solvente y aseado para cualquier momento. Bien de acidez, toques de manzana y herbáceos. Lo dicho, siempre está ahí para solventarte la papeleta. Buena RCP para este valor seguro.

– Enate Rosado 2007. Viñedos y Crianzas del Alto Aragón S.A. DO Somontano (7.55 EUR)
Este vino lo tiene todo para ser un rosado de referencia. Viveza, acidez, fruta, un grado
alcoholico que no molesta. Todo en equilibrio. Lástima que todo esto quede cubierto bajo
una muy intensa capa de pimiento verde que no me deja disfrutar del vino. Ya veremos hacia donde van las siguientes añadas, de esta no repetiré.

– Muga Blanco Fermentado en Barrica 2007. Bodegas Muga. DOC Rioja (7,7 EUR)
Comienza con unas esperadas notas de madera, especiados, vainilla cremosa… Sin embargo en boca estas notas de la madera quedan muy por detrás de las muy marcadas notas cítricas de pomelo y lima que suponen un aguijón sensitivo. Me he quedado con ganas de más y de guardar alguna para ver cómo se comporta con el tiempo.

– Sierra Cantabria 2006 2º año. Sierra Cantabria. DOC Rioja (4,54 EUR)
Ligeros aromas a frutos rojos en licor preceden a los de flan casero de vainilla y su caramelo incluido. Me deja un poco frío este vino. Ni fú, ni fá. No me apetece comprar otra botella, aunque si está la botella abierta tampoco rechazaría una copa.

– Fino Inocente. Bodega A.R. Valdespino. DO Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda (8,75 EUR)
Un fino cambiante durante los días que ha estado abierto. El tono es casi transparente y nada más abrirlo casi huele así, transparencia tirando a nada. Sin embargo en boca tiene una intensidad de puñetazo. Firme, intensa, estimulante. Con el paso de los días el vino cambia, evoluciona y crece en una línea muy agradable. Surgen los aromas salinos, asomo de frutos secos bajo una capa de aceitunas machacadas. En boca cambia la firmeza y la intensidad por la profundidad. Muy bueno. Para repetir.

– Gran Feudo Chardonnay 2007. Bodegas Julián Chivite. DO Navarra (4,16 EUR)
Fresco, floral y con el toque herbáceo de una pradera, todo ello acompañado y vertebrado entorno a una buena acidez. ¿Por este precio vamos a preguntarle por tipicidad o terroir? Yo no, pero me bebería más botellas.

Me he dado cuenta al terminar de escribir este post. ¿Os habeis fijado en el precio medio de los vinos de este mes?

Llegamos ahora a una nueva entrega de la serie “¿Alguien sabe cómo sobrevivimos a los ’80?”. En la entrega de hoy podemos pensar que al diseñador del vestuario merecería un premio, o quizá lo merecería el que localizó los exteriores, pero no, aquí el mérito hay que darselo sin lugar a dudas al peluquero del criaturo.

Nota: La fotografía procede de http://www.ciudadenlinea.com/

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: